Guia Devil May Cry 3(Mision 13)

Publicado en por PaPi RiChArD

MISIÓN 13  "¿Realmente crees que yo lo manipulé?
  Eres una ingenua..."
- La calidez del caos es bienvenida: batalla de sangre y
  hermanos.



- Empezarás el nivel batallando contra las ya conocidas
  estatuas móviles, el problema es que a ellas se les
  agrega una nueva variante: hay unas que pueden hacer
  magia, y quitan bastante energía. Dispara desde la
  distancia.

- Cruza la puerta del fondo que ya ha quedado desbloqueada.
  Bajarás por una escalera de caracol, si te acercas a la
  luz roja y presionas el botón de acción, accederás a otra
  de las misiones secretas. No lo hagas por ahora.

- Una vez que llegues al piso de abajo, no cruces la puerta
  que tienes en frente, sino por la que está al final del
  pasillo. Acaba con las estatuas, y sal por la puerta del
  fondo.

- Oh, vaya, ahora tienes otro puzzle de luces, pero mucho,
  mucho más grande... como sabes, el escudo que está
  en el extremo de la sala sirve para que, cuando lo golpees,
  resetees el puzzle en caso que te hayas equivocado.

- primero que nada, ten en cuenta que, si caminas al otro
  extremo de la habitación, (donde está el escudo rojo)
  y caminas hacia la derecha, hallarás una pared con
  una grieta que puedes romper, revelando más
  cristales de luz.

- Sigue este mapa en ASCII para que sepas lo que
  tengas que hacer

C: cristal que debes dejar
  intacto

X: cristal que debes destruir.

( ): estatua a la cual le debe
  reflejar la luz.

= : Pared que puedes romper.


  ( )
  | |
  | |
  | X |
  | |
  | |
  C ----X= C |
  -----
  |
C X C |
  |
  |
  |
  |
C C C |
  |
  |
  |
  |
C C C |


- El ítem "Orihalcon" quedará al descubierto,
  cógelo.

- Devuélvete, vuelve al corredor donde están las
  estatuas, y anda por el nuevo camino abierto,
  deberás llegar a un cuarto llamado "Obdisian 
  Path". Una Estatua de la Divinidad está
  por ahí cerca. Compra lo que necesites...
  se aproxima otra batalla de jefe.

- Cuando estés listo, dirígete a la enorme
  puerta mecánica, e introduce el Orihalcon.



_JEFE: VERGIL II_


Sinopsis: La segunda batalla contra tu traicionero
  hermano. Vergil desatará todas sus fuerzas,
  y tendrás que librar el combate más veloz
  de todo el juego.



- ¿¡Por qué ésto no funciona?! ¿falta algo? ¿Acaso debo
  derramar más sangre? 

- Veo que estás de mal humor...

- Dante...

- Vaya, así que el amuleto de mi madre es la llave para abrir la
  puerta del submundo... ¡buen plan, papá!

- lo opuesto, realmente... originalmente esta llave era para abrir
  el submundo, pero fue dada como regalo a los humanos.

- no me importa de todas formas, estoy seguro que tienes
  tiempo para un juego más, verdad?

- ¿por qué no? Después de todo compartimos la misma sangre,
  usaré un poco más de la tuya para completar el ritual...

- Así que quieres una parte de mí, literalmente, bien hermano,
  ven y cógelo, si puedes




- Esta batalla es rápida y brutal, pero no tan difícil
  como cabría esperar, sólo requieres de tres cosas:

A) Agni & Rudra, tu mejor espada de momento

  - Porque son las que más energía pueden quitar
  a Vergil.

B) Las pistolas... guarda la Spiral por los momentos

  - Porque Vergil es muy rápido, y cuando se transforma
  en demonio recupera su energía, y las pistolas son
  las únicas "picadas" de mosquito que pueden disminuir
  efectivamente su rendimiento curativo.

C) Saber usar el DEVIL TRIGGER (también conocido como:
  Dante convirtiéndose en demonio).

  - ¡Porque tú también puedes jugar el mismo juego!
  Usa el Devil Trigger presionando el R1 en plena
  confrontación contra Vergil, (no cuando esté
  convertido en demonio) y en el trastiempo recupera
  energía y dale una paliza.


- Vergil es igual a la primera vez: abre su defensa
  a tu conveniencia. Hará un par de
  movimientos y aterrizará en el suelo después de
  una patada voladora. Cuando aterrice, procura que
  lo haga lo más cerca de ti posible (usa el estilo
  Trickster y el botón O). Cuando eso suceda, dale
  con TODO lo que puedas, hasta que te bloquee.

- Cada vez que golpeas a Vergil, tus tres escudos
  Devil Trigger se recuperan... úsalos sabiamente.
  Golpéalo cuando estés en esta modalidad y aprovéchalos
  cada vez que puedas.

- Cuando Vergil se transforme en demonio, corre lejos
  de él, haz salto doble, y dispárale siempre, para que
  así su rendimiento curativo baje mucho.

- Hay otro ataque en el que te lanza esferas de aire
  cortante... las puedes esquivar moviéndote rápido
  y saltando.

- Esta batalla requiere de paciencia y rapidez,
  pero no es tan difícil, realmente... una vez
  que todo acabe, te llevarás una sorpresa.



Etiquetado en Guia DMC 3

Comentar este post