Guia Devil May Cry 3(Mision19)

Publicado en por PaPi RiChArD

 MISIÓN 19  "JACKPOT"
- Vence a la gran bestia con una bala del destino



- Aparecerás en un lago de sangre, estás más adentro
  en el infierno. Destruye a los Demonios que han
  aparecido y luego cruza por el nuevo portal
  que se ha abierto. 

- Pasas a un cuarto de espejo llamado "Nirvana de
  Ilusiones", los enemigos, que son Demonios, otra
  vez, parecen ser invencibles, porque no los puedes
  tocar. ¿Qué hacer? Sencillo: busca el espejo
  verde, (o el más verde) de todos, y pégale.
  Cambiará de lugar varias veces: persíguelo
  hasta que lo rompas. Eso acabará automáticamente
  con los demonios.

- El proceso se vuelve a repetir una vez más,
  y la estrategia es la misma: rompe el espejo
  y un nuevo portal quedará abierto, a tu
  disposición. Crúzalo.

- Estás en una sala impresionante: hay un reloj
  de arena rojo. Vence a todos los demonios, pues
  una vez que lo hayas hecho, se activará un
  mecanismo en el que podrás recoger un ítem llamado
  "Samsara" (capaz de manipular la entrada a otros
  mundos, a través de varias dimensiones... las
  cosas que uno aprende viendo Caballeros del
  Zodíaco). Cruza a través del portal.

- Regresarás a la misma sala de la Misión 18, donde
  combatiste contra todos los jefes: toma la esfera
  verde, y regrésate por el mismo portal por donde
  entraste, el cual te llevará de vuelta hasta el
  río de sangre.

- Nuevamente, entra de vuelta al portal, y caerás
  en la habitación de los espejos: busca la estatua
  dorada y coloca el ítem Samsara.

- Llegarás a un nivel más profundo en el infierno.
  Camina hacia adelante, el puente se formará a tu
  paso. Usa la Estatua de la Divinidad si quieres.



JEFE: ARKHAM


Sinopsis: El hombre que, desde el principio, controló
  los hilos. Por un momento, pensamos que
  Arkham era sólo un pobre títere de Vergil.

  Nada podía haber estado más alejado de la
  realidad...

  Si bien Vergil jamás confió en Arkham, sí
  subestimó la inteligencia y argucia humana,
  que lo llevó a ser apartado en el momento
  más importante de la operación.

  Arkham tenía su propia agenda y, a este
  punto, la ha completado.



- Bienvenido, ¿qué se siente mirar a la imagen de
  tu padre?
- Es como mirar al interior de un retrete, vamos tío,
  ¿no tienes nada mejor que hacer? ¿Acaso no tienes
  otra cosa que hacer que meterte en la vida de
  familias ajenas?
- Jajajajajajajajaja veamos si todavía hablas con
  esa bocota después de ver ESTO
- Eeewww... mi padre no era tan repulsivo, lo deberías
  saber viéndome a mí. 



- Esta batalla puede ser difícil si no tienes la
  paciencia requerida: Arkham se ha transformado en
  una hemorroide gigante, y puede hacerte mucho daño
  si no tienes cuidado. Atácalo con tus mejores y
  más poderosos golpes, pero recuerda:


A) CUANDO SE PONGA AMARILLO: Corre, y esquiva los dos
  proyectiles que te va a
  arrojar.

B) CUANDO SE PONGA AZUL CLARO: Salta, porque está a
  punto de usar uno de
  sus brazos para barrerte.

- Llegará un momento en que no podrá (o no querrá)
  que le hagas más daño, por lo que se ocultará en
  el suelo, y llamará a sus ladillas: unos gusanos
  asquerosos que tratarán de morderte. La mejor forma
  de deshacerte de ellos es con la bazooka. Eso los
  hará explotar. No saltes y dispares: quédate a un
  extremo donde sepas que no te pueden aparecer por
  detrás, y acábalos.

- Repite la operación cuando la hemorroide aparezca:
  pégale sin piedad.


ATENCIÓN: Cuando le hayas quitado la mitad de vida a
  Arkham, alguien aparecerá a ayudar a Dante,
  y la batalla se hará más rápida. Presiona el
  botón O si quieres que luche a tu lado. Es
  especialmente importante que lo hagas cuando
  combatas contra los gusanos, ya que los
  apartará de en medio en buena medida.





Etiquetado en Guia DMC 3

Comentar este post